Consideraciones Generales

El término ACEITE, etimológicamente, proviene del árabe AZ-ZAIT que significa "jugo de ACEITUNA", al igual que OLEO proviene del latín OLEUM que significa "jugo de OLIVA". Por tanto los términos Aceite y Oleo significan lo mismo y son empleados erróneamente para designar a las grasas líquidas o fluidas no procedentes de la aceituna u oliva.

El aceite de oliva virgen, es el zumo natural procedente del fruto del olivo: las OLIVAS o ACEITUNAS. La VIRGINIDAD de un aceite se debe a que en su elaboración no tiene contacto en ningún momento con productos químicos o disolventes orgánicos.

Este zumo, cuando se obtiene de forma natural, es decir por procedimientos mecánicos correctos, y procede de aceitunas de buena calidad, contiene excepcionales características organolépticas: olor, color y sabor. Es el único aceite vegetal que se puede consumir crudo, sin necesidad de ser refinado o rectificado, conservando íntegramente su contenido en vitaminas, ácidos grasos esenciales y otros productos naturales de gran importancia dietética.

Es posible que un aceite virgen no sea directamente comestible debido a una mala técnica de recolección de fruto o de aceituna, una maduración anormal de los frutos o que haya pasado mucho tiempo entre la recogida del fruto y la extracción de su aceite. Este almacenamiento prolongado se conoce como "atrojado". Si esto ocurriera el aceite alcanzaría una acidez muy alta o unas cualidades organolépticas defectuosas y necesitaría ser refinado para su consumo.


Antequera

La principal variedad de olivo de la Denominación de Origen “Antequera” es la autóctona Hojiblanca, que supone más del 90% de la producción y que presenta unos aceites equilibrados, ni excesivamente amargos ni tampoco demasiado dulces, lo que le ha valido una gran aceptación entre los consumidores. Existen otras variedades minoritarias como la Picual o Marteña, la Arbequina, la Lechín, y algunas originarias de estas tierras donde el olivar es prácticamente monocultivo, como Gordalilla de Archidona o Romerilla.

Los olivares se encuentran situados en cotas que oscilan entre los 450 y 600 metros de altitud, en suelos de profundidad media muy calizos.

El clima es mediterráneo y continental. Existe mucho contraste térmico entre el verano y el invierno, así como de la noche al día. Las bajas temperaturas en el invierno hacen que la maduración de la aceituna se retarde. Este hecho provoca una modificación de los perfiles acídicos de los aceites, aumentando los niveles del ácido oleico en detrimento de los ácidos grasos saturados e insaturados.

En estas condiciones la variedad Hojiblanca se encuentra adaptada perfectamente, siendo esta Comarca la gran difusora de esta variedad en Andalucía.

Esta denominación de origen abarca unas 80.000 hectáreas, con más de 10 millones de olivos y unos 11.000 agricultores, que vienen a producir unas 35.000 toneladas de aceite, si bien se determinará en cada campaña la cantidad de aceite que reúne los requisitos de calidad para acogerse a la Denominación de Origen “Antequera”.

El 90% del olivar es de secano. Las prácticas de cultivo son las tradicionales y siempre respetando el medio ambiente. El aceite de oliva virgen extra se obtiene de frutos sanos y maduros, recogidos directamente del árbol mediante métodos tradicionales de vareo, vibración mecánica o el mixto de vibración mecánica y vareo. La molturación se realizará en un plazo máximo de 48 horas a partir de la recolección.

Las características de estos aceites los marcará la variedad Hojiblanca. Son moderadamente estables gracias a sus altas concentraciones en tocoferoles, siendo muy ricos en vitamina E.

A nivel organoléptico son aceites ligeros en boca. Presentan una gama de aromas a frutado de aceitunas verdes, otras frutas maduras, almendra, plátano y verde hierba. Las intensidades de los frutados variarán de medias a altas. Además el amargo y picante aparece con intensidades que varían de ligeras a medias, que coexisten en perfecta armonía con sabores ligeramente dulces.

Los aceites protegidos bajo la marca de calidad Denominación de Origen “Antequera” serán necesariamente aceites de oliva virgen extra y serán de dos tipos: Sabor Intenso (0,3º) y Sabor Suave (0,5º).


Baena

La Denominación de Origen “Baena” ampara los aceites de oliva tradicionalmente designados por esta denominación geográfica. La producción del aceite se lleva a cabo, siempre bajo el control del

Consejo Regulador, en las diferentes almazaras inscritas en la Denominación de Origen.

La cantidad de aceite calificado por el Consejo Regulador ronda los dos millones de kilos de aceite de oliva virgen extra, que son comercializados por las marcas amparadas en esta Denominación de Origen.

El envasado también está controlado por el Consejo Regulador y se tiene que efectuar en las plantas envasadoras inscritas en los Registros de la Denominación de Origen “Baena”. Los envases tienen que ser de vidrio o de hojalata, y llevar adheridas las contraetiquetas numeradas y proporcionadas por el Consejo Regulador.

La densidad por hectárea es de 100 árboles aproximadamente y la recolección de la aceituna se realiza por “ordeño” (recoger el fruto directamente del árbol), por “vareo” (sacudir las ramas con varas de madera) y por “vibración” (el árbol es agarrado por el tronco por una máquina que lo hace vibrar).

El aceite con origen “Baena” es afrutado y muy aromático. Dependiendo de que la aceituna haya sido recogida poco madura o muy madura, así será el color del aceite, más verde o más amarillo. La variedad principal es la Picuda, y la acompañan otras variedades como son: Lechin, Chorúa, Pajarero, Hojiblanca y Picual. Todas imprimen a los aceites de la zona características especiales de gran finura y personalidad.


Baix Ebre

El cultio del olivo en esta zona vine de antiguo y su aceite ha tenido fama mundial. Por buena y por haber sido pionera en introducir modernas técnicas en el tratamiento de las aceitunas.

Las variedades de olivos autorizados para producir aceite con la Denominación de Origen “Aceite del Baix Ebre-Montsià” son: morruda o morrut, sevillenca y farga.

De estos olivos sale un aceite de oliva virgen extra con un aspecto limpio, transparente, sin velos ni turbidez. El color depende de la época de recolección y de la zona geográfica donde se haya recolectado pero va del amarillo-verdoso al amarillo dorado. Son aceites muy gustosos y aromáticos, al principio de la temporada de recolección son afrutado y al final son dulces.

Cada vez se plantan más olivos pero en una temporada normal se puede alcanzar una producción de 50.000 toneladas de aceitunas.

En una hectárea de terreno puede haber de 70 a 90 olivos. Todos los años los agricultores podan los olivos quitándoles las ramas más viejas. Esto favorece la fructificación y la recolección que se hace por medio del ordeño. Es decir el fruto (las olivas) se coge directamente del árbol.

Las plagas se tratan siempre siguiendo las normas de control del Área de Defensa Vegetal del Baix Ebre y Montsià.

Casi todo el olivar es de secano aunque últimamente cada vez de utiliza más el riego por goteo.

Se cuida muy mucho el transporte de las olivas a las almazaras. El aceite obtenido se comercializa con la marca de calidad de la Denominación de Origen “Aceite del Baix Ebre-Montsià” o “Oli del Baix Ebre y Montsià”.


Bajo Aragón

El Aceite del Bajo Aragón turolense

Comarca situada al norte de la provincia de Teruel. Su principal variedad es la EMPELTRE, que ocupa casi el 90 por ciento, acompañada por la Arbequina y Royal en pequeñas proporciones.

El aceite de oliva virgen extra del Bajo Aragón Turolense tiene un atractivo color que oscila entre el amarillo dorado y el oro viejo. Su gusto es frutado al principio de la campaña, recordando su sabor y aroma la fragancia del fruto del olivo y, en el transcurso de la misma se vuelve ligeramente dulce, transparente y con un sabor suave muy agradable.

Son muy apropiados para consumo directo, en ensaladas u otros platos de aliño.


Aceites del Bajo Aragón zaragozano

La comarca del Bajo Aragón en la provincia de Zaragoza, se puede subdividir en cuatro zonas:
·Caspe.
·Fayón y Mequinenza.
·Sástago.
·Belchite y Codo.

En las tres primeras zonas los aceites proceden casi en su totalidad de aceitunas de la variedad EMPELTRE. Su aceite es de color dorado, aroma frutado, sabor agradable y muy transparente.


En la zona de Belchite y Codo el aceite procede casi en un 85 por ciento de la variedad EMPELTRE, denominada "fina" en la zona. Son aceites de color amarillo, olor a fresco y un agradable sabor franco, ligeramente frutado.


Estepa

Las características naturales de la Comarca de Estepa son: suelos rojos mediterráneos sobre calizas de color rojizo hasta rosáceo, textura arenosa arcillosa y estructura grumosa, muy calizos con afloramientos en algunos casos de calizas blancas donde se asienta gran parte de olivar. El clima es mediterráneo subtropical, con una temperatura media anual 15º-18º C, y unas precipitaciones medias entre 900-1000 mm. La altitud oscila entre 200 y 400 metros superando los 800 metros cuanto más nos acercamos a las alineaciones montañosas de las subbéticas.

En definitiva una edafología, topografía, altitud y disponibilidades hídricas escasas, que explican la especial configuración de los cultivos de la zona, propiciando un mayor desarrollo del cultivo del olivar dada la mejor adaptación de este cultivo a la geografía de la comarca.

Aceite de oliva virgen extra obtenido del fruto del olivo (Olea Europea L.) de las variedades Hojiblanca, Manzanilla, Arbequina, Marteña (Picual), y Lechín. Donde destaca como variedad principal la Hojiblanca.

El número total de olivares es de 5.286.848 olivos.

La producción media de kilos de aceite de esta Comarca de Estepa se estima en unos 24 millones de kilos de aceite, dato éste que se ha de tener en cuenta dado el hecho de que en esta zona 1/3 de su producción se destina a aceituna de mesa.

Las plantaciones tradicionales se disponen en la mayor parte al “tresbolillo”, 12x12. Las nuevas plantaciones con densidades más altas, tienen marcos más reducidos. La mayor parte del olivar es de secano. Las prácticas de cultivo serán las tradicionales de la zona. La recolección se realizará a partir de frutos sanos, recogidos directamente del árbol mediante métodos tradicionales de ordeño, vareo o vibración mecánica del árbol. El transporte del fruto a la almazara será siempre a granel en remolques o en contenedores rígidos. La molturación se llevará a cabo en las almazaras inscritas y en el plazo máximo de 24 horas a partir de su recolección.

Las características de los aceites protegidos por la Denominación de Origen “Estepa” serán necesariamente aceites vírgenes extra, con aromas y sabor de fruta fresca y/o madura, podrán ser ligeramente amargos y/o picantes, o ligeramente dulces. Con una acidez máxima de hasta 0,3 como máximo.


Gata-Hurdes

El aceite de esta Denominación de Origen procede de la variedad MANZANILLA CACEREÑA. Es un aceite que guarda sorpresas muy agradables.

Su color amarillo oro brillante, los intensos aromas afrutados de manzana y plátano, un cuerpo denso,ausencia de amargor y un ligero picante, si aparece, diferencian el aceite de la Denominación de Origen "Gata-Hurdes" del resto de los aceites existentes.

Llama la atención su perfil de ácidos grasos por su relación alta de insaturados respecto a saturados y también entre los ácidos oleico y linoleico, con más de un 75% de ácido oleico, cifra que alcanzan muy pocas variedades. Estas características se traducen en un alto valor nutricional y terapéutico, estabilidad frente al enranciamiento y unas cualidades organolépticas fuera de lo común.

Se emplea una superficie de treinta mil hectáreas, en las que están plantados 9 millones de olivos de la variedad MANZANILLA CACEREÑA. El método de recolección es el llamado "ordeño".


Esta variedad produce aceitunas de finísima pulpa y hueso pequeño, deliciosas para la mesa.


La Rioja

El aceite de oliva ha sido desde siempre un alimento básico en la alimentación de los habitantes de La Rioja, junto con el vino y el pan. Incluso se ha utilizado como remedio casero (emplastos, friegas, etc.) para aliviar determinadas dolencias humanas. Y desde siempre se ha utilizado como combustible de lámparas para dar luz en ermitas y santuarios. En las casa de los riojanos, sobre todo en las de los agricultores, se consumían habitualmente las aceitunas aliñadas. Se maceraban en agua con sal, tomillo, ajos y cáscara de naranja. Actualmente numerosas poblaciones para promocionar el consumo de aceite a la terminación de la recolección de la aceituna (Arnedo, Préjano, etc.) en los meses de enero y febrero, celebran fiestas en las que se degustan rebanadas de pan de hogaza regadas con aceite de oliva, son las famosa “pingadas”.

Hoy los agricultores de esta Comunidad Autónoma nos ofrecen unos aceites de oliva virgen extra de extraordinaria calidad. Recientemente les han concedido la Denominación de Origen con el nombre de “Aceite de La Rioja”. El consumidor español y extranjero puede disfrutar de estos aceites que se caracterizan por su sabor afrutado muy intenso a aceituna verde, recordando al plátano y las fresas. Es un aceite equilibrado y redondo tanto en el paladar como en la nariz. Carece de astringencia.


Les Garrigues

La Denominación de Origen Protegida "Les Garrigues" controla, ampara, protege y garantiza la calidad del aceite que procede de los olivares de los términos municipales que pertenecen a la zona de producción y que corresponde a las comarcas de Les Garrigues, El Segrià Sur y la zona sur de l’Urgell, situadas al sur de la provincia de Lleida.

El aceite protegido es VIRGEN y de calidad EXTRA, procedente de árboles de la variedad ARBEQUINA (variedad principal) y Verdiell. Son aceites que proceden de un fruto fresco, que es recogido por el procedimiento de “peinado” de las ramas, que se moltura en frío, así conserva todas sus propiedades naturales. Su acidez no ha de superar las 5 décimas (0,5º), y la media de acidez del aceite producido por las Cooperativas es de 2 décimas (0,2º). En este contexto, tendremos que a más baja acidez, más garantizadas estarán sus propiedades naturales, tanto las biológicas como las organolépticas.


El aceite virgen extra de oliva ARBEQUINA, con Denominación de Origen Protegida “Les Garrigues” es frutado, de oliva fresca, verde, cuya fragancia recuerda el fruto fresco y la almendra verde, con ligeros toques de manzana y connotaciones de otros frutos verdes, con sabor almendrado-amargo, ligeramente picante y dulce al final.


Mallorca

Los aceites de oliva virgen extra acogidos a la marca de calidad Denominación de Origen “Aceite de Mallorca” u “Oli de Mallorca” proceden de las variedades “Mallorquina o Empeltre", “Arbequina” y “Picual”.

Dependiendo del grado de maduración de las aceitunas serán aceites frutados o dulces. Las aceitunas recolectadas a principio de temporada darán aceite frutado y las de final de temporada será aceite dulce. Así el aceite de principio de temporada será amarillo verdoso y con un perfil sensorial en el que predominan los atributos amargo y picante y el de final de temporada es amarillo dorado, en el que han desaparecido prácticamente los atributos picante y amargo, predominando el dulzor y la suavidad.
Es muy común que por los olivares paste el ganado ovino de raza mallorquina. Los animales comen las malas hierbas y aportan abono orgánico. Esta integración olivarera con el ganado ovino hace que se conserve mejor el ecosistema propio de la isla de Mallorca, con una menor utilización de productos fitosanitarios y abonos, evitando la contaminación de los suelos y las aguas subterráneas.

Las aceitunas se recolectan por medio del ordeno (recoger directamente del árbol el fruto), o por medio del vareo o vibración. Sólo son actas para la obtención del aceite las aceitunas sanas y no mareadas. Para ello se recogen y se transportan a la almazara con sumo cuidado.


Monterrubio

Los entendidos en Aceite de Oliva Virgen aseguran que en el triángulo Monterrubio de la Serena, Cabeza del Buey y Benquerencia de la Serena, se encuentra una mancha de olivos productores de uno de los mejores aceites del mundo.

El aceite acogido a esta Denominación de Origen sólo procede de olivos de las variedades CORNEZUELO y PICUAL o Jabata. Los aceites son elaborados en almazaras situadas en la zona de producción y con un 90% como mínimo de aceituna de las citadas variedades.

Los aceites vírgenes de la Denominación de Origen “Aceite Monterrubio” son de color amarillo-verdoso, frutados, aromáticos, almendrados y con sabor ligeramente picante y de gran estabilidad. Otro factor, también causante de la buena calidad, es la doble distinción que se realiza, a la hora de la recolección, entre las aceitunas caídas al suelo y las que se encuentran en el árbol, siendo éstas últimas las que se utilizan para la elaboración del aceite de oliva virgen. El tiempo que transcurre entre la recogida y la posterior molturación de la aceituna, es otro factor a tener en cuenta a la hora de elaborar un buen producto. El Consejo Regulador marcará cada año ese tiempo.


La mayoría de los olivos fueron injertados en acebuches, especie abundante en la zona desde hace muchos años. Este hecho, junto a que son olivares situados entre sierras, hace que exista un microclima característico, que influye notablemente en la calidad del producto final.

Por último señalar que la recogida de la aceituna se hace de forma manual, directamente del árbol, aunque, últimamente cada vez se emplea más la recolección mecanizada con vibradores.


Montes de Granada

Dentro de la zona coexisten dos tipos de aceite de oliva virgen extra, contemplados en el reglamento de la Denominación Origen:

Frutado intenso: con aromas que recuerdan a las aceitunas frescas y verdes, amargo ligero y colores verdosos.

Frutado suave: con aromas más apagados, sabor más dulce y color amarillo verdoso.



Ambos tipos se enriquecen de las características de las variedades principales y secundarias presentes en la comarca:
Picual o Marteña: variedad principal que representa el 80% de la producción de aceitunas. Presenta gran actitud agronómica y es tolerante a los fríos inviernos.
Lucio y Loaime: variedades principales autóctonas de Granada que representan el 15% de la producción, las dos son muy resistentes a la sequía y a las heladas invernales.
Negrillo de Iznalloz, Escarabajuelo, Gordal de Granada y Hojiblanca: Variedades secundarias que representan el 5% de la producción.

La “contraetiqueta” actuará como identificador de los aceites amparados por la Denominación de Origen "Montes de Granada", siendo la de color burdeos la correspondiente a los "Frutados Intensos", y aplicándose la de color verde inglés a los "Frutados Suaves".


Montes de Toledo

Los aceites de oliva de la Denominación de Origen "Montes de Toledo" son necesariamente virgen extra con una acidez máxima de 0,7º, sabor y olor absolutamente irreprochables y con una puntuación organoléptica superior a 6,5. Presentan una gran sensación de densidad en boca, son frutados, con delicado sabor almendrado y un aroma muy equilibrado que satisface los paladares más exigentes. Su color varía desde el amarillo dorado al verde intenso.

Se trata de aceite monovarietal que procede exclusivamente de aceitunas de la variedad CORNICABRA y se obtiene por medios físicos que no producen alteración de sus características, conservando así el sabor, aroma y cualidades del fruto del que procede.

 Se caracteriza por su alto contenido de ácido oleico y bajo de ácido linoleico. Su elevado contenido en polifenoles totales le confieren una marcada estabilidad incluso a altas temperaturas.

 Todas estas cualidades convierten a este aceite en un alimento exquisito, de gran utilidad en la prevención de enfermedades cardiovasculares y arterioesclerosis al ayudar a controlar el nivel de colesterol.


Poniente de Granada

Las excelentes condiciones mediterráneas para el cultivo del olivo unido a la gran variedad de olivos que se cultivan en esta zona de la provincia de Granada hacen que el aceite de oliva virgen extra obtenido sea de una gran calidad. Las variedades acogidas a la Denominación de Origen “Poniente de Granada” son: Hojiblanca, Picual (denominada también Marteña), Picudo, Lucio o Illoreño, Nevadillo de Alhama de Granada y Loaime. Las tres últimas son variedades autóctonas de la zona. Las cuatro primeras variedades descritas están consideradas como variedades principales.

Los aceites obtenidos son moderadamente estables gracias a sus altas concentraciones en polifenoles. El aroma y sabor de fruta fresca o madura, depende de la época de recolección. Puede ser ligeramente amargo y picante, o dulce. Y la coloración oscila dentro de la gama del amarillo-verdoso al amarillo-dorado, dependiendo de cuando hayan sido recolectadas las aceitunas y de la zona geográfica de la Denominación de Origen.

Otra característica de esta Denominación respecto de otras Denominaciones es que el aceite de oliva virgen extra obtenido procede de las aceitunas de la gran variedad de olivos cultivados en la zona de producción.

El número de árboles por Ha. es de 60 a 120 y con un número de pies por árbol de 2 a 3. Predomina el olivar de secano y los agricultores son respetuosos con el medio ambiente.

La aceituna se recoge directamente del árbol, bien por vareo, vibración mecánica o combinando los dos métodos.

Las aceitunas se llevan a las almazaras el mismo día de la recogida para sacar el aceite por métodos modernos de centrifugación.

El Consejo Regulador certifica la calidad del aceite de oliva virgen extra. Para ello comienza el seguimiento del producto en la misma parcela donde se encuentran los olivos y lo sigue haciendo hasta el envasado del aceite. También se encarga de la promoción y protección del nombre de “Poniente de Granada”.


Priego de Córdoba

La excepcional calidad del aceite virgen extra de esta comarca es general y ampliamente reconocida, no sólo en la actualidad, sino a través de la reciente historia.

Cabe destacar el aceite obtenido de la variedad PICUDO (se encuentra en un 60%), por ser el más implantado en nuestra zona, pero sin olvidar la variedad Hojiblanca (en un 25%) y, en menor medida la Picual (en un 15%).

Actualmente la densidad es de 100 árboles por hectárea y se inicia la campaña de recogida de la aceituna en el mes de noviembre para obtener mejor calidad de aceite.
La producción media asciende a unos 80.000.000 de kilos de aceituna, de los cuales se obtienen unos 17.000.000 de kilos de aceite.

Los aceites que se producen se caracterizan por su aroma afrutado, son dulces y ligeramente picantes y amargos.


Sierra de Cádiz

La variedad LECHÍN, es la que ocupa prácticamente el 50% de la superficie cultivada del olivar. Se trata de una variedad vigorosa, de porte aparasolado, resistente al repilo y apta para suelos muy calizos. Es productiva y de maduración temprana.

Es esta la variedad insignia que va a aportar más a esas calidades de aceites. Son aceites de bajo contenido en tocoferol, que compensa con un alto contenido en polifenoles y nos proporciona un aceite muy estable.


Las variedades existentes en la zona por orden de importancia son: Lechín, seguidas por Manzanilla, Verdial, Hojiblanca, Picual, Alameña y Arbequina.

Los aceites de esta Denominación de Origen tienen un olor y sabor irreprochables propios de la comarca Sierra de Cádiz, de aroma frutado medio e intenso de aceituna verde o madura, que recuerda a frutas y aromas silvestres, con sabor ligeramente amargo y picante resultando equilibrados al paladar. Es un aceite de oliva virgen de excelente calidad, claro, limpio y de baja acidez.

Desde el punto de vista culinario es un aceite que cunde mucho en la sartén.


Sierra Mágina

La aceituna producida en los olivares de Sierra Mágina procede de la variedad PICUAL, representando más del 95% de la superficie olivarera de la Denominación de Origen "Sierra Mágina". Es la variedad más importante de la provincia de Jaén y supone la mitad del aceite nacional. La otra variedad acogida a la Denominación de Origen es la Manzanillo de Jaén.

La denominación PICUAL se debe a que el ápice termina en ligera forma en punta. La hoja es de tamaño medio, de ángulos apical y basal agudos. La forma del fruto es elipsoidal, su volumen es de medio a grueso.

Buen rendimiento graso (21-22%). Porcentaje de pulpa a hueso normal. No es muy vecero. En terrenos arcillosos es sensible a la sequía.

En relación a las características de calidad de los aceites de Picual cabe destacar su gran estabilidad (171,9 E.R.) y su riqueza en ácido oléico (78,93%).

Su alto contenido en polifenoles, además de corroborar su alta estabilidad, nos indica la existencia de unos aceites muy frutados y de gran personalidad.

Los aceites protegidos por la Denominación de Origen "Sierra Mágina" son necesariamente ACEITES DE OLIVA VIRGEN EXTRA, con una acidez inferior al 0,5%, alto contenido en ácido oléico, polifenoles, vitamina E…, características que confieren una excelente calidad al aceite. Son aceites de gran estabilidad, muy frutados, y ligeramente amargos, cuyo color varía desde el verde intenso al amarillo dorado.


Siurana

LA ESENCIA DE LA ARBEQUINA….


Este extraordinario alimento, rico en vitaminas A, D, K y especialmente E, conocido y apreciado ya por los romanos, nace de los olivos situados desde la vertiente oriental de la Sierra de la Llena hasta el mar. Sus argumentos diferenciales son el olivo de aceituna ARBEQUINA, la temperatura, la tierra, el clima típico mediterráneo y el saber y la corrección de la gente que la cultivan y producen un aceite que brota en color verde jaspeado en amarillo, su perfume afrutado avanza el aroma y el deseo de probarlo que lo hacen único en el mundo.


El aceite de oliva virgen extra de la Denominación de Origen “Siurana” es el resultado de los controles de su Consejo Regulador, el organismo que garantiza su alta calidad. El aceite que se comercializa bajo la etiqueta “Siurana” procede de olivos de las variedades Arbequina, Royal y Morrut.

La aceituna, recolectada manualmente, seleccionando los frutos que se hallan en el punto óptimo de maduración, siguiendo una tradición secular, la molturación diaria del fruto y la extracción del aceite a baja temperatura, es la garantía de su muy baja acidez y de su excelente afrutado. Este aceite es el más recomendado para una alimentación sana, siendo uno de los fundamentales de la dieta mediterránea.

En la Denominación de Origen se distinguen dos tipos de aceites vírgenes extra:

Uno de ellos procede de la primera recolección que es de color verdoso con más cuerpo y un sabor ligeramente almendrado y que corresponde básicamente a la zona productora de las comarcas del Priorato y Ribera del Ebro. Merece una mención especial la Cooperativa de Ulldemolins que une a las cualidades de la misma la elaboración ecológica de una parte de su producción de aceite.

El otro tipo de aceite es el denominado “dulce” que es de color amarillo verdoso siendo más fluido y procedente de una recolección más tardía, su zona corresponde a las comarcas del Baix Camp, Tarragonès, Alt Camp y Baix Penedès. En esta zona se encuentra la Unió Agraria Cooperativa, entidad de 2º grado, que comercializa una producción que aúna y compagina ambas subvariedades de aceite bajo la marca “Unió”.


Sierra de Cazorla

El olivar de la Denominación de Origen "Sierra de Cazorla" no es homogéneo, encontrándonos casi simultáneamente en zonas de campiña y de sierra con distinto grado de avance fenológico lo que deriva en unos aceites con propiedades organolépticas propias y características.

La variedad predominante es la PICUAL, que ocupa el 94% de la superficie de olivar, encontrándose un 6% de la variedad Royal, aceite de altísimo valor y que se concentra preferentemente en los términos municipales de Cazorla, La Iruela y Quesada.


Una característica de nuestros aceites es su ligero "amargor", ocasionado por la presencia de antioxidantes naturales, por lo que son aceites muy estables frente al enranciamiento, lo que provoca que sean demandados para dar estabilidad a aceites de otras variedades de aceituna.

Una esmerada elaboración unida a una ancestral tradición, seguido de un cuidado prensado en frío a temperatura constante y posteriormente unos rigurosos controles y análisis hacen que los aceites procedentes de la Sierra de Cazorla sean de una calidad extraordinaria, ricos en vitaminas A, D, E, y K.

Los aceites protegidos por la Denominación de Origen “Sierra de Cazorla” serán, necesariamente, aceites de oliva virgen extra que respondan a las características siguientes:
-Acidez: Máximo 0,7
-Índice de peróxidos: Máximo de 18
-K270: Máximo 0,19
-Humedad: Máximo 0,1%
-Impurezas: Máximo 0,1%


Sierra de Segura

Se encuentran situados los olivares de la Denominación de Origen "Sierra de Segura" dentro de la zona de Picual, variedad de la que derivan gran parte de las características de estos aceites.

La variedad dominante en la zona de producción es la PICUAL, las otra variedades acogidas a la Denominación de Origen son: Verdala, Royal y Manzanillo de Jaén. La variedad Picual constituye el 97% de los olivares de la zona. Los árboles son muy vigorosos, con ramos algo cortos y con tendencia a producir ramificaciones en brindillas.

Sus frutos, de 2,5 a 3,5 gramos, tienen un rendimiento en aceite del 21 al 25%.

Es una variedad con buena resistencia a las enfermedades criptogámicas, siendo muy resistentes a las bajas temperaturas.


El aceite producido en la Denominación de Origen "Sierra de Segura" es necesariamente virgen y de calidad extra, con una acidez inferior al 1%. Son aceites frutados y con una calidad organoléptica en su sabor, olor y color, que les permiten, con fundadas bases, defender sus características genuinas por medio de la Denominación de Origen.

Por su alto contenido en ácido oleico y su riqueza en provitamina A y vitamina E, contribuye a disminuir el nivel de colesterol y ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Es un zumo de fruta completamente natural, sin aditivos ni conservante.


Terra alta


Viene de antiguo, como la vid, el cultivo del olivo en la Comarca de Terra Alta. En el año 1778 ya era el cultivo más importante en el municipio de Batea. En 1847 Pascual Magoz en su Diccionario Geográfico dice refiriéndose a la zona de Gandesa “… que se produce abundante y buen aceite …”. En el año 1900 los olivares ocupaban el segundo lugar en los cultivos de la zona.
El aceite acogido a la marca de calidad Denominación de Origen Protegida “Aceite de Terra Alta” procede de las aceitunas de las variedades Empeltre, Arbequina, Morruda y Farga. Siendo la variedad Empeltre la principal. Viene de muy antiguo su cultivo en la zona. Su nombre deriva de la palabra catalana “empelt”, que significa “injerto”. Seguramente se injertó sobre otras variedades provenientes del Bajo Aragón y del valle del río Ebro.

Hoy en día es muy importante esta variedad en esta zona tarraconense. En la actualidad se la conoce también con el nombre de variedad Terra Alta.

Actualmente se riega por goteo el 10% de los olivos. Cada hectárea tiene una media de 50 a 80 árboles. La recolección de la aceituna se realiza por el procedimiento conocido como “ordeño” (el fruto se recoge con las manos directamente del árbol) y con “vibradores”. El tiempo de recogida de la aceituna va desde noviembre a finales de enero.

Las características organolépticas de estos excelentes aceites son las siguientes:
Aspecto: limpios, transparentes, sin velos y sin turbidez.
Color: Amarillento, con matices que van desde al amarillo pálido al amarillo dorado.
Sabor: De muy buen sabor, al principio de la campaña es afrutado y ligeramente dulce a la terminación de ésta. Los aromas recuerdan a la almendra y la nuez verde.